¿ Qué secretos se esconden en las páginas?
Lee y descúbrelos
What secrets are hidden on the pages?
Read and discover them.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Geishas



Ayer estuve viendo Memorias de una geisha. Ya la había visto un par de veces y hará como dos años me leí el libro. La película me encantó en su momento, pero el libro me fascinó. La película es buena, pero, en mi opinión, se queda muy lejos del libro. El libro es mucho mejor, mucho más descriptivo y ahonda en los detalles.
Además de que el libro es muy bueno, me siento especialmente enganchada por mi gusto a lo oriental; en especial a Japón y su cultura. La verdad, es que la película distorsiona la realidad de las geishas. Cuando lees el libro te explica detalles que en la película son omitidos o no le dan más importancia que una frase.
El autor te explica la diferencia entre las prostitutas y las geishas, en cuanto al kimono se refiere. Yo ahora me fijo y veo que en la película a veces se mantiene ese canon.
En fin, lo que vengo a decir, es que aunque las películas son buenas, los libros son siempre mejores; muchas veces la película es muy fiel al libro. Hay personas que ven las películas y se enganchan, pero ni siquiera saben que hay un libro en el que se basa. A través del cine, muchas veces, se conocen obras maestras o libros que de otra forma pasarían desaparecidos.
Estoy segura que más de uno, entre ellos yo, después de ver la peli se fue corriendo a comprar el libro.

9 comentarios:

  1. Ya sé, ya sé. Otra vez la mosca cojonera.

    A mí, la peli "Memorias de una Geisha" me deja frío. Bonita fotografía, poco más. Ignoro el libro, no tengo el placer. Pero la peli es blanda y esteticista, epidérmica, casi palomitera.

    Acabo de leer un libro que recomiendo al respecto. Es "País de nieve", del japonés Yasunari Kawabata. También habla de las geishas, en un tono más cercano, en un perdido pueblo aislado por la nieve. Habla de sexo en un tono y con un tratamiento que aquí nos resultan raros. La recomiendo. Eso sí, no es ágil ni una sucesión tras otra de planos o capítulos. Es de ritmo moroso, como la nieve que cae lentamente.

    Tampoco estoy de acuerdo con eso de que la peli "siempre" mejor. Leed "Psicosis", por ejemplo. O "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" (en el cine "Blade Runner"). También me parece mejor la versión cinematográfica de "Matar a un ruiseñor". Y tantas otras. Si nos quedamos a leer los cartelitos del final de las películas, veremos que muchas de ellas están basadas en libros. ¿De verdad son siempre mejores? No tanto, los magníficos directores son capaces de hacer estupendísimas películas con libros normalitos, que tienen ideas excelentes, pero que no hay en ellos gran literatura.

    Se podía disentir, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Se puede disentir todo lo que quieras.
    Esta mañana me han dejado un título en el blog " El legado del Vínculo inglés". Nada tiene que ver con geishas o samuráis.

    A mí,los libros lentos me aburren, me suele gustar algo más dinámico. Ese libro del que hablas ya me lo recomendaste una vez. Tenía una portada muy chula, pero se me olvidó completamente. A mí todo lo oriental, en especial lo japonés me encanta.
    Si no has leído "Memorias de una geisha", deberías; aunque es sólo una opinión.
    Es verdad que hay muchas pelis basadas en libros o en hechos reales o, incluso en ambos. ¿Sabíais que Siete años en el Tibet está basado en una novela y en un hecho real? Ya sabes, mi atracción por el budismo me lleva a ver "bodrios", que me encantan, por cierto.

    Hala, ahí tienes tema para rato.

    ResponderEliminar
  3. No se lo digas a nadie... pero he comenzado dos o tres veces "Memorias de una Geisha" sin conseguir pasar de la página 20. Sorry.

    Lo de la lentitud es muy relativo. Si te gusta lo budista es raro que huyas de la lentitud, pero cada cual que haga lo que le parezca. De todos modos, cuidado con lo japonés, que es una cultura tan fascinante como contradictoria y de múltiples rostros. Yo la conozco poco aunque últimamente estoy leyendo muchas novelas de japoneses (estoy preparando un post al respecto). Hasta me sé el nombre de actrices serias... y no tan serias. No sólo de libros vive el hombre.

    Sabía lo de "Siete años...". A mí se me hicieron siete siglos. O setecientos.

    Creo que me voy a comprar el "Marca" y el "Interviú". Ahora mismo.

    ResponderEliminar
  4. Ahí te doy la razón: o te gusta mucho la peli o te cansas. Es muy lenta. Yo siempre estoy deseando que llegue al Tibet, pero se me hace un poco largo. Pero me sigue gustando mucho.

    ResponderEliminar
  5. A mí también... Estando Brad... :-) Jejeje. Antes de nada, quería darte la enhorabuena por este blog y desearte un montón de comentaristas. Yo ya ficho y te agrego a mi lista. Así que volveré, y volveré y volveré... A mí también me atrae mucho Japón, especialmente su arquitectura, sus jardines... Sin palabras cuentan tantas cosas... Me encantaría viajar allí al menos una vez en la vida... Sería maravilloso. Vi la película y leí el libro del que habláis. Yo os recomiendo Elogio de la Sombra de Tanizaki. ¡Es fantástico!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Clotho. Aquí serás bienvenida siempre. Esperamos tus comentarios. Japón debe de ser maravilloso. Yo también quiero ir aunque sea una vez. Pues tomamos nota de tu libro y si alguien lo lee que lo comente. Tenemos el mismo gusto por Brad!!!! jajaaa.

    ResponderEliminar
  7. El libro esta escrito por un norteamericano occidental, y eso se nota mucho.
    Muestra a las Geishas como si fueran unas prostitutas, como si los japones fueran unos libidinosos. Geisha significa artista. O seas, que el resultado es bastante irreal, muy lejos de la tradicion japonesa, y para nada se atisba el espiritu de su cultura.
    Como una version frenetica de la Cenicienta esta bien, pero creo que no es el libro favorito de nadie, deja un regusto extraño en el paladar :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo en que no sea el libro favorito de nadie. A mucha gente le gusta el libro. En cuanto a lo de las geishas, el libro levantó mucha polémica, e incluso, creo que estuvo prohibido en Japón, pero de esto último no estoy segura. Besos.

      Eliminar
    2. Precisamente, la Geisha en la que se basó el novelista (Mineko Iwasaki) escribió su propia versión del libro (Vida de un geisha) porque a los japoneses no les gusta el libro. Por ello no me leeré el de Golden.

      Eliminar