¿ Qué secretos se esconden en las páginas?
Lee y descúbrelos
What secrets are hidden on the pages?
Read and discover them.

viernes, 4 de octubre de 2013

Un adiós a las armas



Esta es la tercera novela que leo de Ernest Hemingway. Para muchos es una obra maestra y una de las que le dio más fama, si cabe, al escritor estadounidense. Cuando cogí la novela lo hice con entusiasmo y ganas de saber qué se escondía tras esas páginas que tan importantes han sido y son.

Bien amigos, me llevé una decepción. Esta novela, al igual que la mayoría de las obras del autor, refleja datos autobigráficos escritos por el mismo Hemingway. Ernest era un hombre de mundo, aficionado a la caza y a la pesca, enamorado de la cultura española, (que gracias a él se ha dado a conocer mucho más allá de nuestras fronteras); pero también era mujeriego y alcohólico.  Estos hechos le acompañaron toda su vida, provocándole ( el alcoholismo y otras circunstancias) una depresión que le llevó a terminar con su vida cuando sólo contaba sesenta y dos años.

La novela comienza dando vida a un joven militar en la Italia de la Segunda Guerra Mundial. Henry es un conductor de ambulancias, que al ser herido en las piernas debe permanecer bastante tiempo en el hospital. Allí conocerá a una enfermera de la que se enamorará locamente. Juntos viven una historia de amor que durará hasta el final de la novela. En realidad Hemingway sí se enamoró de una enfermera; pero ésta le rechazó. Este hecho le marcó para toda la vida.

La novela describe, desde un punto de vista muy realista, la guerra y los esfuerzos de Henry para intentar decir adiós a las armas. Hemingway nos cuenta, con mucho realismo, la guerra desde dentro y, a través de su personaje, narra en primera persona acontecimientos que él mismo vivió.

Os explicaré por qué me ha decepcionado la novela. En primer lugar, no me gustan las novelas bélicas ( aunque hay que leer de todo). En segundo lugar porque está muy mal traducida. Las traducciones han sido hechas literalmente, descuidando la gramática y la sintaxis. Esto me ha llevado a plantearme si dejaba el libro o seguía leyendo; decidí terminarlo, pero con un sabor agridulce. No puedo ver palabras sin sentido y expresiones mal colocadas. Seguramente si la edición hubiera sido otra, la novela me hubiera gustado más; pero debo añadir que la simpleza de los diálogos me hacía perder el ritmo. Son del estilo de: " ¿ Me quieres" - " Sí" - " ¿ Cuánto?" - " Mucho".  Además, añadiré que me parecen diálogos empalagosos y forzados, sobre todo forzados.

Siento dar esta visión de una novela tan apreciada y valorada; tratándose además del magnífico Hemingway. De lo que llevo leído de él me quedo con: " Verdes colinas de África" .

Se dice que el autor escribió el final más de cuarenta veces; hasta que le cuadró y encontró lo que buscaba. El final, desde mi punto de vista, es muy injusto y, creo que Hemingway estaba expresando su estado de ánimo más que escribiendo el final de una novela.

¿ Habéis leído " Un adiós a las armas? ¿ Tenéis la misma opinión?

Besotes.

14 comentarios:

  1. Eso te pasa por leer ediciones lamentables. En primer lugar, el título habitual en español es "Adiós a las armas", aunque su título original sea "A farewell to arms". Yo leí una traducción de Joana M. Vda. Horta y Joaquín Horta. La edición es de 1980, así que ya hace tiempo que pasó por mis ojos.

    Hemingway no es santo de mi devoción. Aparte de "El viejo y el mar", el resto me parece una literatura periodísitica (en el peor sentido); sus frases cortas no son evocadoras, sino de una simplicidad rayando en lo pueril. Creo que es un autor coyuntural, no eterno. No resiste (al menos en mi caso) relecturas.

    Si quieres novelas bélicas, las hay excelentes. Esta no. El realismo no es una virtud literaria.

    Por cierto, lo de su suicidio es algo bastante discutido. Dices que es porque fue alcohólico y mujeriego. Mujer, por lo segundo no creo...

    ResponderEliminar
  2. jajajj. Sí, puede que sea lo que he dado a entender. No creo que lo segundo fuera motivo de suicidio; pero sí es verdad que no tenía una vida como para tirar cohetes. El alcohol, las juergas y " la mala vida" le pasaron factura. Con esto no quiero decir que dienta pena hacia él... Ya era mayorcito para saber lo que quería. Además, tengo entendido, que era bastante mal hablado, tenía mal humor y era muy machista. El típico " macho", por decirlo de alguna manera.

    Gracias por tu comentario, Atticus.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no he leido nada de Hemingway, aunque debería hacerlo. No empezaré por este, lo tengo claro, vista tu reseña. Lo de los errores gramaticales me sacan de quicio, y más en un libro como éste, que se supone que se ha editado y reeditado cientos de veces. Más que las novelas bélicas, a mi me gustan las que están situadas en la posguerra, pero como dices, de todo hay que leer.
    Gracias por tu reseña, ya que así este ni me lo planteo.
    Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que me ha dejado tan mal sabor de boca, que no lo puedo recomendar. Ya sabéis que cuando leo un libro lo comento. ¡Siento no animaros a leer este! Oye, a lo mejor hay algún valiente que lo lee y lo ve de otra manera...
      Besos y buen finde también para ti.

      Eliminar
  4. No lo he leído, no puedo decirte, en este caso soy yo la que se lleva la no recomendación de la novela y te lo agradezco :)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta hablar mal de novelas y libros en general, pero yo creo esta vez tenía que hacerlo.
      Espero que la próxima vez os pueda recomendar algo bueno. Besos

      Eliminar
  5. Jjajaja, me alegra mucho leer esta opinión principalmente porque yo soy más de Faulkner... Hemingway es un maestro pero si por la rivalidad hay que quedarse con uno yo me quedo con Faulkner. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído a Faulkner; y debería. Ambos pertenecieron a la " Generación perdida" y tenía entendido que eran amigos ( veo que no). Seguiré tu recomendación y le echaré un vistazo a Faulkner.
      Gracias, Yossi. Besos.

      Eliminar
  6. Hemigway tiene libros tremendos, pero tampoco le cogí el pulso a este. No conseguí entusiasmarme... me quedó con Fiesta, sin lugar a dudas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. " Fiesta " no terminó de llenarme. Prepararé un posts sobre el libro más adelante y lo comentamos, ok?.
      Besos.

      Eliminar
  7. Una mala traducción puede provocar llorera continuada, rabia, desesperación... No me extraña que te dieran ganas de tirar el libro por la ventana cada tres segundos, jajaja... Un abrazo, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Esa es la sensación.
      Besotes gordotes

      Eliminar
  8. ¡¡Hola preciosa!!

    No he leído nada de Hemingway, quizá también porque la mayoría de las reseñas que he leído de sus libros, no han sido muy positivas y eso siempre me ha tirado para atrás.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he leído tres y de esos tres, dos no me han gustado nada. Creo que voy a claudicar con el autor.
      Besos

      Eliminar