¿ Qué secretos se esconden en las páginas?
Lee y descúbrelos
What secrets are hidden on the pages?
Read and discover them.

sábado, 2 de mayo de 2015

Censura



www.enlalunadebabel.com

Con motivo de una exposición sobre la censura y quema de libros que hay en la biblioteca de mi ciudad, se me han pasado varias cuestiones por la mente. Una de ellas es: ¿era necesaria esa quema de libros casi siempre por motivos religiosos y morales? Mi respuesta es no. Valía con esconderlos o guardarlos en el sótano de una biblioteca o todo lo que se os pueda ocurrir.

Hay libros que tratan este mismo tema: la censura y quema de libros. 

Cuando pensamos en ello, a casi todos nos viene la imagen de la "Santa Inquisición" (de santa tenía poco), y la quema de libros de la época nazi. Pues bien, no tenemos que irnos tan lejos en el tiempo. Hay muchos países que, incluso en el siglo XXI, siguen censurando y prohibiendo lecturas. A raíz de esto, muchos escritores han tenido que emigrar por amenazas del gobierno de su país u otras razones relacionadas con la publicación de libros "prohibidos".

No creo que haya que censurar nada, ni que haya que prohibir lecturas para no "envenenar" al pueblo; pero sí pienso que hay saber qué se está leyendo, conocer su contexto y la circunstancias de su escritura. 

El motivo de todo esto está fundamentado en que una vez, un alumno de doce años me comentó que había leído "Los pilares de la tierra". Me escandalicé un poco porque en mi opinión es demasiado joven para entender de forma adulta esa lectura. Pero comentándolo con mi cuñada, me dijo que ella había hecho lo mismo: había leído la novela con esa edad más o menos. Ella me dijo que no le había supuesto ningún trauma, y que a día de hoy es su libro favorito. 

Me dijo también que su madre, por no quitarle el hábito a la lectura, le dejó leer el libro. 
Con esto he llegado a una conclusión: leer libros de mayores te puede ayudar a madurar si comprendes lo que el autor intenta transmitir; pero por otro lado, no creo que todos los adolescentes o niños en este caso, sean capaces dar la importancia justa a libros de esta temática.

En mi caso no me han censurado nunca nada; he leído todo lo que he querido y cuando he querido. Y lo agradezco porque he disfrutado de muy buenas lecturas.

Lanzo una pregunta:
¿Creéis que hay vigilar lo que leen nuestros hijos o hay que dejarles que investiguen y aprendan por sí mismos? 



71 comentarios:

  1. A mí tampoco me censuraron nunca un libro y bueno, creo que depende de cada niño y de sus capacidades el que pueda leer obras que quizás no están orientadas a esa edad.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    A mi nunca me han censurado nada y tengo muy claro que, cuando tenga hijos, no les voy a prohibir que lean nada. Cada uno es libre de poder leer lo que quiera y formarse sus opiniones por sí mismos.
    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro punto de vista interesante, pero yo creo que a veces hay que tener cuidado con lo que se lee, sin llegar a censurarlo. Besos.

      Eliminar
  3. Yo no soy partidaria de censurar nada en lo que a lectura se refiere, salvo cuando los niños son muy pequeñitos y pueden aprender por imitación, pero una vez que puedan discernir lo que está bien de lo que está mal, me parece perfecto que no aprendan sólo de la vida, sino también a través de los libros. No en vano dicen que leer ficción aumenta la empatía. Si optan por un libro complejo como Los pilares de la tierra a una edad temprana pero ya no infantil, puede que no capten todo lo que la obra quiere expresar, pero irán teniendo cada vez más facilidad para hacerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el caso de Los Pilares, creo que es una edad demasiado temprana, pero de todo se aprende y es probable que así adquieran un hábito de lectura. Un beso.

      Eliminar
  4. Una pregunta complicada. Yo nunca tuve ningún tipo de censura en mis lecturas, e intento que mi hija tampoco la tenga. De todas formas ella empezó a aficionarse a la lectura con 11 o 12 años, y lo que elegía era bastante adecuado a su edad. Recuero que la aficioné a la lectura con Los juegos del hambre. Ella quería ir a ver la película y yo no la veía mucho para su edad, así que le dije, que si quería ver la película, primero tenía que leerse el libro, a ver si le gustaba pensando que no lo iba a terminar... pero sorpresa, le gustó tanto que no ha dejado de leer desde entonces, aunque lee sobre todo literatura juvenil. Mejor que aprendan las cosas en los libros...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final conseguiste que optara por la mejor de las aficiones. Besos.

      Eliminar
  5. La verdad es que creo que cada padre debe conocer lo suficiente a sus hijos para saber si está preparado para leer un determinado libro o no. A mí nunca me han prohibido leer nada pero es cierto que mi madre siempre me enseñaba libros adecuados y que pudieran gustarme.
    La censura no me parece bien en ningún caso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo iba un poco por delante en ese aspecto. Leía lecturas primero adecuadas a mi edad, pero enseguida me aburrían y opté por lecturas más avanzadas. Nunca me he arrepentido. Besos.

      Eliminar
  6. Bueno, te diré que nunca me censuraron ningún libro, a lo mucho me veían como si fuera rara precisamente porque en casa se leía poco... Es más, te diría que leí El retrato de Dorian Gray siendo quizá muy joven para ello, pero no me provocó ningún trauma, al contrario, me despertó aún más el amor por la lectura. En cuanto a los chicos y lo que pueden leer, es un tema complejo, me parece que coincido con Seri, que en cuanto puedan discernir entre el bien el mal, sus lecturas no deberían ser controladas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer todas vuestras opiniones. Gracias por participar. Besos.

      Eliminar
  7. No tuve yo ninguna censura a la hora de elegir mis lecturas... Y con mi hija trato de hacer lo mismo. Lo que sí intento, cuando se enfrenta a lecturas más complejas, es leer también el libro para las dudas o preguntas que puedan surgir. O para hacerle entender mejor la historia.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A una amiga, sus padres no le dejaron leer el Amargo don de la belleza, precisamente porque ellos lo habían leído antes y creían que era muy joven. Yo no creo que fuera tan joven. Además ella siempre ha leído muchísimo, así que no creo que le supusiera ningún trauma. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Lady Aliena un tema muy interesante, pienso que no es bueno censurar, y menos quemarlos, lo que hay dentro de los libros no es malo lo malo en todo caso es lo que hay dentro de algunas personas y las acciones que llevan a cabo. Sobre los hijos es complicado pero creo que mejor controlar lo que ven por internet y con los videojuegos que los libros que puedan leer, pues a no ser que sea algo erótico, todo lo demás ya lo tienen visto hasta en los telediarios, o en el recreo en el cole, o se lo han dicho otros niños y bueno lo erótico seguro que también. Un buen debate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me lo permites, te diré que no creo que la literatura erótica sea para niños o primeros adolescentes (12-13 años). Además de que en mi opinión, no siempre esta literatura es de calidad. Coincidimos en todo lo que has dicho. Gracias y besos.

      Eliminar
    2. No creo que tenga sentido censurar nada. ¿Conoces "Breve historia de los libros prohibidos" de Werner Fuld? Se publicó en España el año pasado y es fascinante si te interesa el tema.
      besos

      Eliminar
    3. Pues no lo conocía, pero lo anoto por si me lo cruzo. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  9. ¡Hola! A ver, en realidad es bueno que los niños descubran libros de diferentes temas... pero quizá hay algunos que no deberían leer según su edad. ¿Deberíamos prohibírselo? No, porque querrían leerlo con más ganas. Hay que saber como convencerlos de que no es lo mejor para ellos, pero siempre buscando diferentes maneras de hacerlo. En cuánto a quemar libros, por supuesto que no. Los libros son algo increíble, sea del género que sea, y me parecen una obra de arte. La censura no sirve nada más que para crear morbo.

    ¡Gracias por la entrada!

    1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco creo que prohibir sea lo adecuado, pero sí tener un poco de cuidado porque no todos los niños o adolescentes tienen la misma madurez. Hay temas y temas...Gracias. Besos.

      Eliminar
  10. Censurar... creo que lo importante es compartir. Preocuparse de lo que tienen entre manos y, si no es adecuado o puede perjudicarles, explicárselo. No retirar porque sí, aunque tengamos razones. Porque la censura siempre trajo el mercado negro y con los libros las linternas.
    De todos modos, tampoco hay que caer en la sobreprotección, es un tema muy complicado, por eso creo que lo mejor es ir compartiendo lo que hacen y preocupándose. Guiar mejor que censurar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber lo que leen nuestros hijos, en mi opinión es bueno porque podemos compartir, como dices; podemos comentar e incluso aprender. Pero yo creo que sí deberíamos saber qué leen; sin prohibir, por supuesto. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  11. No creo que censurar sea un buen camino. Si alguien, quien sea, empieza un libro y lo termina es que ha encontrado algo que le interesa. Cada uno hacemos lecturas diferentes según nuestra cultura, costumbres sociales, contexto social, nivel cultural...la edad solo es otro nivel de lectura. Yo leí El nombre de la rosa con diecinueve años, seguro que me faltaban un montón de cosas para entenderlo pero tenía una pasión por terminarlo que probablemente ahora ya no tenga. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo la edad que tenía cuando lo leí yo, pero creo que era algo más joven. No me supuso ningún escándalo, al contrario, me hizo amar la lectura más si cabe. Creo que desde entonces me volví incondicional del género. Si volviera a leerlo ahora, no sé qué pasaría, pero desde luego la huella que me dejó es imborrable. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  12. Pues hay que tener cuidado, adecuar el contenido un poco a la edad, no estamos siempre preparados para iertas cosas. Te voy a contar una experiencia personal. No sé si has visto En el nombre de la rosa, la peli, hay una escena de sexo, no es nisiquiera explícita pero yo de pequeño nomsabía lo que estaba viendo, recuerdo que me violentó mucho, me asustó, y ya ves tú la escena...

    Me pasó también con una peli de miedo muy violenta, no estaba preparado para algo tan gore. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me violentó porque vi la peli con mi madre y, aunque no me dijo nada, yo lo pasé un poco mal porque era muy joven. Pero la escena no es para nada tan "fuerte" como lo es en el libro. Besos.

      Eliminar
  13. En casa cuando era pequeña no había muchos libros por lo que yo a veces tenía que leer algunos que eran menos apropiados para mi edad. NO creo que en la censura porque sí pero pienso que a cada edad es importante que el contenido sea el adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que hay que adaptar el contenido, pero a veces los niños leen tanto que enseguida pasan a leer libros más avanzados. Al menos eso me paso a mí. Me aburrían los que me mandaban en el cole e iba por mi cuenta. A los quince años ya leía libros de "adultos". Gracias y besos.

      Eliminar
  14. Yo tampoco he sufrido nunca la censura, por decirlo de alguna forma y siempre he leído lo que he querido (o podido, por temas económicos, jajaja !). Con quince años, cogía los pocos libros que tenían mis padres por casa; recuerdo en especial El hombre del traje gris, una lectura que me encantó, aunque no creo que fuera la idónea para mi edad. Y en EGB me hicieron leer El perfume, de Patrick Sünskind, otra que no creo que fuera la más recomendada....
    Besitos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con de "El perfume" me has dejado de piedra. Claro que no es una lectura para esa edad, pero supongo que, si os la mandaron, sería con alguna intención. Besos y gracias.

      Eliminar
  15. Nunca me han censurado nada, siempre me acompañaban de librerías y me dejaban elegir a mi aire. Y creo que es lo mejor. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que siempre has tenido la cabeza bien amueblada. ;-) Gracias y besos.

      Eliminar
  16. Creo que hay que respetar con supervisión... hay que dejar que descubran pero estando cerca de ellos para pode responder cualquier pregunta, duda o metáfora literaria (jajajaj)
    Hay mucha morralla que no me gustaría que se leyera sin tener la cabeza medio amueblada pero, qué le vamos a hacer¡¡
    Un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes razón: no todo el mundo " puede" o debe leer las mismas cosas. Gracias. Besos.

      Eliminar
  17. mmm creo que depende del libro y la edad. si es algo erotico obviamente no es recomendable hasta que sea grande y ya sepa como funcionan las cosas.
    Pero me parece excesivo y feo tener que quemar un libro, como dijiste, parece la santa inquisición jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca quemaría un libro; a no ser que fuera por un acto de supervivencia, y tampoco lo tengo muy claro. Gracias. Besos.

      Eliminar
  18. La censura nunca es buena, pero sí creo que hay que guiar a los que empieza para que sepan "aprovechar" y disfrutar completamente de una obra. No todo vale, creo yo. Gran entrada, por cierto, para hacernos reflexionar. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si no se es consciente de lo que se está leyendo, se puede malinterpretar; pero obviamente, la censura lo único que hace es ayudar y fomentar a que se lean esos libros "prohibidos". Gracias. Besos.

      Eliminar
  19. Yo tampoco sufrí esa censura y he leído lo que he querido cuando he querido, aunque no recuerdo nada que no fuese muy de acuerdo a mi edad.
    Soy madre, y tengo intención de optar por educar, informar y recomendar en lugar de censurar lecturas a mi hija.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harás muy bien. La información es muy importante. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  20. Justo el casod e los pilares me pasó a mi también, me lo dio mi madre con 12 años y me encantó aunque la escena sexual del inicio me dejó ojiplática jajajaja
    Eso si...puedo ver bien que los niños lean algo más avanzado a su edad pero sin pasarse...no vería bien que leyeran 50 sombras por ejemplo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí esa escena también me dejó ojiplática, y no tenía doce años: Tendría unos diez más jajajajj. De acuerdo contigo, que hay lecturas que no son apropiadas para según qué edades. Besos y gracias.

      Eliminar
  21. Vaya post más interesante. Censurar no, pero hay lecturas que para disfrutarlas y entenderlas al 100% necesitas tener cierta edad. Hay que guiar, no censurar, hay que incentivar la autocrítica y llegado el momento dejar que vuelen entre libros con la curiosidad que nos da aquello que nos puede revelar una nueva visión o concepción de las cosas, descubrir que nada es blanco o negro, que la vida es de colores...Ya divago, vaya todo eso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en que todo tiene una edad. Hay chavales que es probable que no entiendan o asimilen determinadas lecturas, pero si las quieren leer, que asuman el riesgo. Un beso y gracias.

      Eliminar
  22. Jamás me censuraron un libro (y doy fe que leí libros que probablemente ahora muchos padres quitarían horrorizados de las manos de sus hijos) y nunca una lectura prematura me traumatizó o me quitó las ganas de leer. Más bien al contrario. Algunos telediarios me traumatizan bastante más.
    No pienso que haya que censurar ni filtrar ninguna lectura a los niños. Estar a su lado, sí, por si necesitan explicaciones. Y provocarles e incentivarles.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo todos coincidimos más o menos en las aportaciones. Gracias, Ana. Un beso.

      Eliminar
  23. Yo no creo que deba haber censura, lo que si un cierto control sobre todo con las edades. El claro ejemplo es la saga After, que esta siendo leída por un montón de niñas que muchas no tienen la madurez necesaria que una relación como esa no se parece en nada a la palabra perfecta y que no pueden desear tener eso en la realidad.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carla. Bienvenida.
      Conozco la saga After, pero no la he leído. Por lo que veo, me hago una idea de por dónde van los tiros. Gracias. Besos.

      Eliminar
  24. Es un tema delicado. No tengo hijos y por lo tanto hasta que lo viva en persona no podré decirte como actuaré al 100%. Ahora mismo mis principios me dicen que no dejaré que gaste 20€ en libros de niños y adolescentes en los que sólo puede aprender actitudes negativas. Pero como bien digo es muy fácil hablar... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que tampoco me gustaría que gastara el dinero en libros tipo "50 sombras de Grey"; pero por otro lado, con las nuevas tecnologías, si quiere leerlo, lo va a hacer. Besos y gracias.

      Eliminar
  25. En el término medio está la virtud, dejarles plena libertad, no, especialmente con algunos títulos, pero vaya en la medida de lo posible, sí, que investiguen y descubran por sí mismos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno, pero que no se centren sólo en una temática. Es bueno que se abran, pero que no quieran descubrir demasiadas cosas antes de tiempo. Un beso. Gracias.

      Eliminar
  26. Una cuestión muy interesante. La verdad es que no tengo una opinión formada sobre este tema. Creo que más que censurar desaconsejaría, pero no lo tengo claro, supongo que dependería también de la edad del niño y del libro en concreto
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Censurar creo que no es la solución, como decía en el post, pero tampoco pasa nada porque indiques o le digas al niño que ese libro no es apropiado para él. Besos y gracias por comentar.

      Eliminar
  27. Un control sobre lo que se lee debe haber, ya que no todo lo que es escrito es entendido por ellos, aunque se piense que con ello maduran antes. Creo que hay que vivir la infancia, la ilusión y dejarle para más adelante la realidad, la cruda y dura realidad.

    En los Pilares de la Tierra hay una violación, asesinatos, etc... y no creo que sea adecuado para niños o adolescentes de estas edades.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a los Pilares de la Tierra pienso lo mismo, pero hay gente que considera que les viene bien para madurar. Desde luego, yo no lo prohibiría. Se lo recomiendo a todo el mundo, pero no se me ocurriría con un niño. Un beso. Gracias.

      Eliminar
  28. Interesante debate... La verdad es que no tengo muy claro sobre que lado incluinarme. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil ¿verdad? A veces las cosas no son ni blancas ni negras. Besos. Gracias.

      Eliminar
  29. Me temo que tanto en el post como en los comentarios hay una indefinición conceptual peligrosa. No es lo mismo la censura practicada por las autoridades políticas y religiosas que la educación que todo padre/madre debe dar a su hijo. Se trata de considerar a los adultos como tales y a los niños como lo que son. Y no al revés: los que censuran políticamente libros (y otras cosas) tratan a los adultos como niños; y quienes dejan a los niños hacer o leer lo que les plazca los tratan como lo que no son, adultos. Ambas cosas son peligrosas, cada cual en su ámbito.
    Como principio general, no estoy de acuerdo con la censura. Ya se sabe que quien prohíbe libros es porque considera que hay un único modo bueno de vivir: el suyo, y que todos los demás son erróneos o pecaminosos. Por ello, no permite a nadie vivir fuera del rebaño. Graves conductas, sin duda. Sin embargo, al cuestión es más espinosa cuando los libros alimentan el discurso del odio (“Mi lucha”, que también es un libro, o un tratado sobre como golpear a las mujeres o sobre cómo ser pederasta si n que te pillen). ¿De verdad que estáis todos contra la censura de estos libros? Porque existen.
    Por lo que se refiere al segundo aspecto, todos los que nos dedicamos a la educación (profesionalmente o por tener hijos) sabemos que uno de los males que la acechan es la indiferencia, el relativismo o la negligencia. Educar es orientar, indicar el camino correcto, seleccionar, decir qué es lo mejor y qué lo peor. Obviamente, no estamos hablando de física, pero sí de una tarea difícil y en absoluto aleatoria. Si tenemos hijos o alumnos que desean por sí mismos leer montañas de libros, adelante. O no tan deprisa: ¿adelante con qué?, ¿con “50 sombras de Grey”, con el Marqués de Sade, con la “Fenomenología del Espíritu”, con “Mein Kampf”? ¿Y a qué edad? Me temo que somos los adultos los que decidimos, y que a eso no se le puede llamar censura sino educación. En absoluto es lo mismo.
    Para terminar, que me estoy poniendo muy pesado, la escena sexual de “EL nombre de la rosa” no es más fuerte en el libro que en la película, a no ser que uno se ruborice por leer la Biblia. Porque lo que le dice Adso a la campesina (en el libro: página 300 y siguientes) es un conjunto de fragmentos de “El cantar de los cantares”. No le veo escándalo por ninguna parte; desde luego es mucho más inocente que la película, en la que se nos obsequia con el “divino” cuerpo de Valentina Vargas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, gracias por intervenir, Atticus. Desde luego que los libros que mencionas no son aptos para niños; y en ocasiones, ni siquiera para adultos. Si te digo la verdad, no estaba pensando en ellos cuando escribí el post. Es verdad, que los educadores y/o padres debemos educar a nuestros hijos y llevarles por el camino que creemos más adecuado. Me parece bien que un padre decida leer primero el libro antes de que lo haga el hijo. Pero en ocasiones, nos encontramos con hijos lectores y padres que no tiene el hábito de la lectura. En ese caso, creo que es muy difícil "impedir" que el niño o adolescente lea el libro. Otra coas, es la escuela. Por supuesto yo no voy a mandar a mis alumnos que lean "Los cuentos de Canterbury" sin antes explicarles en qué consisten, cuándo, cómo y por qué se escribieron y lo que se van a encontrar en ellos; y aun así, ya veremos...
      Si te sirve de consuelo, no he leído ninguno de los libros que has mencionado, pero conozco la temática de todos; por eso no los he leído. Yo creo que, como dicen muchos de los comentaristas, hay que informar y guiar al niño a cerca de lo que se va a encontrar.
      En cuanto a la escena de Adso y la mendiga, estoy de acuerdo con lo que decían más arriba. Como explicaba, cuando leí el libro me pareció una escena más, pero cuando me enfrenté a la película, yo era un adolescente que estaba sentada junto a su madre viendo una escena de sexo. A esas edades, es normal que por lo menos sientas vergüenza. Pero estoy de acuerdo, no es para tanto.
      Jo, cuando escribes, se me va la mano a mí también. jejej.
      Gracias, de nuevo, por tu aportación. Un beso.

      Eliminar
  30. Llego bastante al debate y no creo que vaya a aportar nada nuevo: pienso que debemos distinguir entre censura política y censura "familiar": creo que la función de los padres es educar a sus hijos, y eso implica recomendarles lecturas adecuadas a su edad, gustos, intereses, etc. Pero si el niño quiere explorar otros campos,no me queda otra que animarle y estar ahí para sus dudas, que para eso yo tuve libertad en mi adolescencia y no salí con ningún trauma, a pesar de haber leído libros de todo tipo. Los pilares de la tierra lo leí bastante jovencita, con 13 o 14 años y me gustó mucho: la violación me pareció bastante fuerte, pero no era nada que no hubiera visto en alguna película o en las noticias y el libro me encantó.
    Sobre la censura política, la rechazo completamente: a mí también me parece odioso que existan libros como los de Hitler o los que animan al maltrato o a la superioridad racial, pero no creo que debamos quemarlos: son una parte de la Historia y no deberíamos olvidar de dónde vienen muchos de las actitudes más odiosas de la Humanidad, no vaya a ser que nos de por repetir nuestros errores. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No llegas tarde. Aquí se puede comentar cuando se quiera o se pueda. Además tu aportación me ha parecido muy interesante cuando hablas de la Historia y la quema de libros. Estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho. Muchas gracias. Un beso.

      Eliminar
  31. Uff, menuda pregunta tan complicada, ja, ja, me ha gustado mucho tu reflexión :) Yo creo que no hay que prohibir, ni censurar, pero sí explicar lo que puede encontrar porque la sensibilidad no es la misma, a algunos niños les puede gustar Los pilares de la tierra, como los casos que cuentas, pero tal vez a otros más sensibles no les vaya bien. Cada niño, al igual que cada persona, es un mundo ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso decía que, quizá, determinados libros ayudan a madurar y otros no tanto. Si el niño es maduro, es probable que no se "traumatice". Muy jovencita empecé a dejar de leer libros para jóvenes y me topé con uno que tenía una escena de sexo muy explícita. No me escandalizó, pero í me dejó pensativa muuucho tiempo. jajaj. Gracias. Besos.

      Eliminar
  32. No sé, es tal la falta de interés por el mundo de los libros (sobre todo en los jóvenes, haciendo un poco de estadística), que cualquier libro que les de por curiosear pienso que es bueno.
    A veces el niño, sobre todo en esos años tan confusos de adolescencia, cae en esa dinámica de callar cosas, y lleno de interrogantes, malinterpreta el mundo de los adultos. Un buen libro para mayores, supuestamente "prohibido", va siempre a abrir su mente o a ayudarlo a madurar. No creo que sea motivo de traumas. Siempre y cuando le pique la curiosidad claro, que es lo raro, ya que normalmente suelen echar mano antes a cualquiera de las mil distracciones que dominan nuestro tiempo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, Ray. Siempre un libro es mejor que cualquier otra cosa. Besos.

      Eliminar